Ekphrasis – Poema de Maryanne Murray

Ekphrasis

passion, hunger, talent, perseverance, patience, still it might not be enough.

the work!

the grease paint, the roar of the crowd
a hollow percussion
keep it real!

time to cry can be now or later
check the mirror !

before me I see portraits of Trotsky, Neruda, Borges, Cortazar, Fitzgerald, Sitting Bull, some I don’t recognize.
literature, homeland, ideology; quests that fueled and kept them moving in time; only one woman amongst them.
did any need a Sancho?
individual cavaliers?

my gut, my Panza.

Maryanne Murray
February 2019

Continuar leyendo «Ekphrasis – Poema de Maryanne Murray»

Un inventario – parte una y última – Jorge Garzarelli

Estas son notas para que conformes a partir de este poema
tu propio poema, si queres:

 

 

La honesta sensación de la mano firme sobre el pecho

La ceremonia constante de los silencios

El pequeño complot de las miradas furtivas

La desidia y el lento tormento de los adioses

El vértigo de lo que se desliza para nunca mas volver

La repetida necesidad de sentir el crepúsculo y su noble nostalgia

Los amargos instantes de la infancia

La enferma constancia de las mentiras

Las ausencias

Las extrañezas

Continuar leyendo «Un inventario – parte una y última – Jorge Garzarelli»

Algunas personas imaginan a los poetas – poemas de Anahí Lazzaroni

Como escuálidos hilos que traslada el aire.

Voces huecas o aguardentosas remedando manantial y trueno.

Delgadez extrema, cierto susurro que viene del pasado.

Aves de otro mundo

que sueltan todas sus plumas sobre los papeles.

Con pocas urgencias y un estar sin tareas,

patria, día de la semana, habilidad concreta.

¿Se equivocan? ¿Mienten?

¿O acaso no saben que hay de todo en la viña del señor?

Dos Barcos – poemas de Anahí Lazzaroni

 No se por qué me persiguen dos barcos

que se estrellan en la madrugada

o

en una noche que no es ni áspera ni dócil.

Apenas veo sus proas.

No los distingo, los siento ahí

en alguna parte del mar, de otro mar que no es el mío,

tampoco el de los sueños.

 

Quizás sí sea el de la infancia, más allá del Le Maire,

el de los libros

o el de las pesadillas del invierno.

Dos barcos grises, sin tripulantes, chocando

sin ruido

entre olas altas.

Julio – 2015

Anahí Lazzaroni